boiron.es

Ilustración de gránulos en forma de corazón.
Sí, es cierto que acabamos de entrar en la primavera y que ya visualizamos el buen tiempo, pero también es cierto que es ahora cuando la climatología es más cambiante y fácilmente podemos resfriarnos.

Muchos de nuestros seguidores viven, además, en el otro hemisferio y justo acaban de entrar en otoño.

No está demás pues recordar una serie de consejos con los que Sumar Salud y estar preparados para cuando la gripe aceche.

Es de vital importancia cuidar la alimentación, asegurando el aporte de vitaminas mediante la ingesta de verduras y frutas que ayudan a mantener altas nuestras defensas.

Igualmente importante es mantenerse bien hidratado, tomando las cantidades recomendadas de líquidos según la edad y el ejercicio realizado.

Y no tiene por qué tratarse sólo de agua, cualquier bebida natural, como una buena limonada, una sopa fría o una infusión repondrán el nivel de líquidos de nuestro organismo.

Es aconsejable salir siempre bien abrigados al exterior.

Incluso en estas fechas en que el tiempo parece haber mejorado, estamos expuestos a cambios de temperaturas que favorecen enfriamientos y resfriados.

Debemos cuidar nuestros hábitos cotidianos.

Respetar las horas necesarias de sueño para dar a cuerpo y mente la posibilidad de recuperarse y rendir a lo largo del día.

Es aconsejable buscar momentos de calma y relax, aprender a desconectar, buscar prácticas que nos aporten equilibrio y bienestar para fortalecer nuestro sistema inmunológico.

Enfrentarse al día a día de forma positiva, valorando y disfrutando los pequeños placeres y alegrías es igualmente importante para mantener una vida saludable.

Practicar ejercicio y cuidar nuestro cuerpo nos ayudará a mantenerlo operativo y en forma.

Es igualmente conveniente ser disciplinados en el mantenimiento de buenos hábitos de higiene personal.

Y proponerse seriamente abandonar todos aquellos que sabemos perjudiciales para nuestra salud.

Mantener nuestras casas limpias y bien aireadas también ayudará a la hora de luchar contra gérmenes y virus nocivos.

Para prevenir, pero también para tratar gripe y resfriados, disponemos de muchos remedios tradicionales, como la miel, las infusiones, los baños de vapor…

Una opción natural, terapéutica y preventiva, muy a tener en cuenta para evitar tener que recurrir finalmente a medicamentos que nos dejan extenuados y con efectos secundarios no siempre deseables, es la homeopatía.

Con este post participo en la campaña Cierra la puerta a la gripe y ¡suma salud!

Fuente: http://www.hamptons-c.com/2014/03/suma-salud.html

20