boiron.es

LA VERDAD SOBRE LOS HIDRATOS DE CARBONO: ¿ENGORDAN? ¿SON NECESARIOS? ¿PUEDO ELIMINARLOS TOTALMENTE DE MI DIETA?

POST-HIDRATOS-CARBONO

Este debate surge a raíz de una famosa dieta que consiste en eliminar totalmente este tipo de nutrientes para conseguir bajar de peso rápidamente. Muchos personajes conocidos la han llevado a cabo y han conseguido resultados sorprendentes, pero ¿realmente esta dieta es buena para nuestro organismo?

Los hidratos de carbono, también conocidos como glúcidos o carbohidratos, pertenecen a la base de la pirámide de la alimentación, es decir,  deben tomarse varias raciones al día. Esto se debe a que son los que proporcionan al cuerpo la energía necesaria de forma inmediata. El cuerpo también produce energía gracias a las reservas de grasa pero, la importancia de los carbohidratos radica en que prácticamente en el momento de la ingesta, se eleva el nivel de azúcar en el torrente sanguíneo por lo que el cuerpo puede utilizarlos poco tiempo después de que la persona tome cualquier alimento que contiene este tipo de macronutriente.

Además de la función energética, los hidratos de carbono tienen otra función muy importante: regular el tránsito intestinal gracias al aporte de fibra. Por lo tanto, un consumo adecuado de carbohidratos disminuye el estreñimiento, aumenta la sensación de saciedad y disminuye la absorción de sustancias poco convenientes para el organismo como el colesterol. Como vemos tienen una importante función en el metabolismo, lo que quiere decir que son nutrientes totalmente esenciales.

Por todo esto, no debemos suprimir los carbohidratos de nuestra dieta. Se debe tener en cuenta que, debido al aporte energético que producen, los alimentos que tienen en su composición un alto porcentaje de estos nutrientes tienen un alto valor calórico. Debido a todo esto, en la mayoría de las dietas, son alimentos que están muy controlados y que no deben consumirse de forma incontrolada.

¿Qué alimentos son ricos en hidratos de carbono?

  • Pastas y legumbres
  • Pan
  • Patatas o cualquier otro tubérculo
  • Azúcar de cualquier tipo
  • Todos los cereales (arroz, maíz, trigo…)

Hay diferentes tipos de carbohidratos, de absorción rápida o de absorción lenta, simples y complejos. Cada uno de estos tipos debe consumirse en una cantidad determinada y tienen distintas funciones.

Consulta con tu médico, enfermera o dietista, ellos te darán una dieta adecuada a tu constitución corporal. Recuerda que siempre que quieras perder peso, debe ser de forma controlada y llevando a cabo una dieta sana y equilibrada, sin eliminar ningún nutriente esencial acompañado de ejercicio físico.

0