Cierra la puerta a la gripeHomeopatía para un mundo saludable. - Cierra la puerta a la gripe
boiron.es

Homeopatía para un mundo saludable.

Ilustración de varios tubos de homeopatía.

Recién subo un artículo a mi web personal, y justo después me entero de que los amigos de Boiron han abierto un concurso para mostrar las verdades de la vida sana.

Su Decálogo de vida sana es una lista evidente de qué hacer para vivir sano. Evidente hasta lo inevitable. Y perdonad si suena a retruécano, pero pienso que las cosas más evidentes son las más claras. Un mensaje debe ser sencillo para ser eficaz, así el contenido no se pierde en palabrería vacua e inútil.

Podría escoger cualquiera de los principios del Decálogo: comer sano, hacer deporte, huir del tabaco y el alcohol, disfrutar con los tuyos. O mejor, escogerlos todos. Pero al igual que a veces tienes que decir “este es mi favorito” (por mucho que te duela tener que escoger), ahora tengo que escoger. Y escojo el consejo de “¡Homeopatía para todos!” 

¿Por qué he escogido así?

¿Para hacer la “pelota” a Boiron? ¿Para ganar el concurso? ¿Para que me den dinero, me hagan fotografías, me nombren en su web?

Rotundamente no a todo.

Escojo la homeopatía para todos porque creo en ella. 

Porque la he visto en acción. He visto su increíble poder de curación y alivio, en España y fuera de ella. También he visto la trastienda oscura de la gran industria farmacéutica, y aunque hacen medicamentos muy eficaces y útiles para la Humanidad (de necios sería no reconocerlo), me incomodan sus callejones oscuros. En el mundo de la homeopatía, no veo que haya oscuridad, solamente claridad y luz.

Porque el mundo está lleno de dolor y miseria, y las prácticas homeopáticas ayudan a aliviar todo ese dolor.

Porque las personas que usan la homeopatía son casi toda gente sencilla, sana, de hábitos saludables, generosa en su medida y cordial con los vecinos. Y con los extraños. Incluso con los enemigos.

Porque he leído artículos científicos (bueno, no soy científico, pero me los han explicado) y creo que es una terapéutica de eficacia probada, digan lo que digan algunos. De otro modo, no habría tantos médicos y farmacéuticos recetándosela a sus pacientes.

Porque -y disculpadme si suena a trallado- funciona. No es la panacea universal, ni pretende serlo. Pero alivia, de eso no me cabe ninguna duda.

Y porque quiero hacerlo, y esa es la motivación más poderosa para mí.

De modo que ya sabes: si quieres puedes unirte al numeroso grupo de personas que ha incluido la homeopatía en sus vidas como algo propio, invisible incluso. Yo lo hice hace muchos años, y ni una sola vez me he arrepentido de ello.

En cuanto al premio de Boiron ya os aviso, amigos de mi blog, de que no aceptaré dinero alguno. Si llegase la oportunidad de poder escribir para ellos, sería como un sueño hecho realidad, todo un honor, os lo aseguro. En cuanto al dinero, que se lo queden ellos. No, mejor todavía: que lo cedan en mi nombre a quien realmente lo necesita. Hay todavía mucha pobreza en este país, y cualquier ayuda será poca.

Claro que ni siquiera entraré en el concurso si no sigo sus reglas, que son:

- Incluir la frase “cierra la puerta a la gripe y ¡suma salud!” Amigos: dicho queda

- Y enlazar a su web www.cierralapuertaalagripe.es 

Cosas ambas que hago con gran placer, amigos míos.

Y no cambiéis nunca, salvo para mejorar.

¡Suma salud!

Fuente: http://www.elcristaldepablo.blogspot.com.es/

326