boiron.es

¿Sabes cómo practicar deporte sin riesgo?

Sabes cómo practicar deporte sin riesgo

Hacer deporte es una de las prácticas que todos los sanitarios recomendamos para mantener una buena salud. Es uno de los hábitos de vida saludable por excelencia, sin embargo todos los deportes tienen sus riesgos y no sólo de lesión, también puede haber problemas cardíacos, entre otros. Por tanto, recomendamos a todas las personas hacer un deporte adecuado a su edad y forma física, pero siempre teniendo precaución y evitando posibles problemas. 

Todos conocemos la frase mens sana in corpore sano, o lo que es lo mismo, “mente sana en cuerpo sano”, lo que quiere decir, que el deporte, además de ayudarnos a estar en forma, mantener un peso dentro de los límites de la normalidad y evitar la obesidad, contribuye a que seamos más felices y tengamos menos “quebraderos de cabeza”. En el post de hoy vamos a hablar de algunas recomendaciones para practicar deporte con el mínimo riesgo posible. 

Cómo cuidar tu corazón al practicar deporte

El corazón, también conocido como músculo cardíaco, es un músculo y no podemos decir que es un músculo cualquiera porque es indispensable para vivir, pero como músculo que es hay que prepararlo para el ejercicio. Para conservar su salud, durante el esfuerzo físico debes:

  • Tener una buena hidratación: en otras ocasiones hemos hablado de la importancia de la hidratación. A la hora de practicar ejercicio es fundamental beber agua, poca cantidad y de forma frecuente, cada 30 minutos aproximadamente. Una buena hidratación aumenta el flujo sanguíneo del cerebro y favorece el proceso de recuperación.
  • Hay que hacer un buen calentamiento antes de iniciar el ejercicio intenso. Dedica unos 10 minutos a preparar tu cuerpo, de esta manera irá subiendo la frecuencia cardíaca progresivamente y no de forma brusca. También son importantes los ejercicios de estiramiento para preparar los músculos.
  • Controla tu frecuencia cardíaca. Una regla útil para saber el máximo de pulsaciones por minuto que debes tener es aplicar la siguiente fórmula: restar 220 a la edad (220-edad).
  • Tómate tu tiempo para recuperarte, debes ir reduciendo la intensidad de forma progresiva hasta que tus pulsaciones vuelvan a cifras normales.
  • Si notas el menor dolor torácico o palpitaciones antes, durante o después del esfuerzo, para la actividad física y consulta con tu médico. 

Otros consejos

  • Si practicas ejercicio físico en el exterior es importante que tengas en cuenta la climatología. En verano, evita las horas de más calor, en invierno abrígate cuando acabes la actividad.
  • Es importante que hayas comido algo ligero antes de empezar a hacer deporte para evitar lipotimias y mareos. Insistimos en que sea ligero porque si llenas demasiado el estómago puedes acabar con náuseas y vómitos.
  • Después de practicar el ejercicio tómate fruta o frutos secos para “reponer fuerzas”, esto ayudará a que los músculos se recuperen.
  • El ejercicio físico debe practicarse de forma rutinaria, por ejemplo, tres veces/semana, pero también es importante que tengas un período de descanso para que el cuerpo se recupere bien.
  • Las bebidas isotónicas vienen bien porque tienen vitaminas y minerales que es lo que necesita el músculo, para evitar agujetas y tener una pronta recuperación.

Para finalizar y afianzar conceptos, os dejamos el siguiente vídeo que nos parece muy interesante:

0