boiron.es

Mi archi-enemigo: el virus gripal y cómo cerrarle las puertas.

Ilustración de una mujer abrigada con una bufanda para evitar la gripe.

Recuerdo muy bien el primer día que vi la imagen de mi archi-enemigo: el virus de la gripe. Fue en clase de microbiología en cuarto de farmacia. El profesor entró en el aula con una caja enorme de bombones de ferrero rocher.

¡¡Alucinábamos!!

Resulta que la forma del bombón (que obviamente nos alegró y endulzó la tarde) es muy similar a la estructura del virus.

La avellana central sería el núcleo de ARN, la galleta que lo rodea simula una envoltura lipídica que protege ese núcleo y las almendritas de la corteza representarían a unas proteínas y enzimas que rodean al virus. Estas proteínas cambian tan frecuentemente que originan las mutaciones del virus haciéndolo irreconocible por nuestras defensas.

Por aquel entonces, mi querido archi-enemigo (el virus gripal) llevaba ganándome la partida todos los inviernos de la húmeda Pamplona.

Desde que tengo uso de razón, en cuanto llegaban «los fríos», sabía que nada me libraría de su ataque y la consecuente semanita en cama con fiebre, escalofríos, dolores musculares y todos los maravillosos síntomas que acompañan amablemente a este pequeño virus.

Yo ponía en práctica todos los buenos consejos para llevar una vida sana: alimentación equilibrada, ejercicio físico moderado, hidratación correcta bebiendo 2 litros de agua al día, no fumar ni beber, abrigarse muy bien antes de salir a la calle, airear la casa todas las mañanas y procurar cuidar también la mente y estado de ánimo. Pero todo ésto no era suficiente.

Un buen día, trabajando ya en la farmacia, llegó a mis manos un regalazo: «curso de experto en homeopatía de Boiron«.

Siempre me había interesado esta rama de la terapéutica y ahora había encontrado dónde estudiarla.

Fueron meses de intenso esfuerzo y estudio pero valió la pena todo lo que aprendí.

Allí encontré al mejor aliado para mi ardua batalla: «Osci».

«Osci» es el nombre cariñoso que le he puesto a mi escudo contra el virus de la gripe.

Llega octubre y refuerzo todos los hábitos saludables, extremo la higiene y cuidados si alguien de mi entorno tiene la infección y empiezo con mi prevención. Un tubito de mi «osci» a la semana y él hace el trabajo de protección por mi.

Se trata de prevenir con homeopatía y tiene todas las ventajas de ésta: no tiene efectos secundarios, no interacciona con el resto de los medicamentos que estás tomando, la puede tomar todo el mundo (bebés, niños, mamás embarazadas, mayores) y sólo necesitas una dosis a la semana.

Super práctico, cómodo y eficaz.

Mi consejo de salud ante la gripe: practica una vida sana, ayúdate con la homeopatía, cierra la puerta a la gripe y ¡Suma salud! 

www.cierralapuertaalagripe.es

Fuente: http://blog.cestaland.com/2014/02/mi-archi-enemigo-el-virus-gripal-y-como.html

290