boiron.es

Las 5 ideas más eficaces para ejercitar la memoria

Las 5 ideas más eficaces  para ejercitar la memoria

Algunas personas gozan de una mayor facilidad para recordar y retener cosas, algunas incluso de una forma envidiable. La pérdida de memoria es algo que suele preocuparnos, sobre todo a ciertas edades, por lo que debemos tenerlo en cuenta y debemos ponernos manos a la obra para hacer todo lo posible por conservar esa gran capacidad en nuestro día a día. No nos conformemos con la memoria que tenemos e intentemos sacarle el máximo rendimiento y aumentar su capacidad.

¿Qué factores pueden afectar a la memoria?

Existen muchos factores relacionados con la capacidad de memoria. Uno de ellos es la genética. Es obvio que hay personas que nacen con una mayor capacidad de memoria y de retención de una forma innata. Esto es cierto pero no es excusa para no desarrollarla y trabajarla. Incluso aunque se trate de una cualidad hereditaria si no se ejercita puede desaparecer en cierta medida.

Las circunstancias ambientales y el entorno también son importantes en relación con la memoria. Alimentarse bien y descansar a diario adecuadamente son piezas claves para mantener la mente activa.

El ejercicio ayuda a mejorar la fuente de oxígeno para el cerebro y ayuda también a trabajar la capacidad de concentración, un aspecto importante a la hora de retener información y focalizar en lo que debemos memorizar.

Los ambientes relajados, sin estrés y sin prisas también son favorecedores. Aumentan la capacidad de concentración y asimilación de nueva información.

¿Qué puedo hacer para ejercitar la memoria?

Como cualquier otra capacidad que queramos desarrollar, la memoria es algo que debemos ejercitar a diario para mantenerla viva y poder sacarle así el máximo potencial. No hace falta que hagas nada del otro mundo, se trata simplemente de estar dispuesto a dedicarle una parte de nuestro tiempo al día para poder hacer algunos ejercicios.

1) Duerme lo suficiente. La falta de descanso es un gran enemigo para la memoria.

2) Haz ejercicio regularmente: como hemos indicado anteriormente, el hacer ejercicio de forma rutinaria aumenta los niveles de oxigenación de las células cerebrales.

3) Relájate, medita… una mente relajada y serena es capaz de focalizar más la atención sobre aquello que debe recordar. El estrés, las prisas y los nervios, sin embargo, hacen que la mente esté cansada para memorizar nuevas cosas y se pierde la capación de atención y concentración.

4) Relaciónate. Formar parte de una red social amplia y relacionarte con gente en diversos ambientes hace que ejercitemos la mente de forma continua.

5) Haz uso de ciertas técnicas. Especialmente cuando se trate de datos más dificultosos, números, fechas o nombres debemos buscar trucos que nos faciliten el trabajo. No sólo ayudan a memorizar sino a forzar a tu cerebro a trabajar ciertas habilidades que intervienen en la retención de información. Haz uso de la imaginación, por ejemplo, si debes comprar peras, imagínate colgada a un árbol recogiéndolas tú misma. También puede serte muy útil las asociaciones de ideas o conceptos. Cuantas más conexiones establezcas a la hora de intentar memorizar algo más sencillo te resultará. Esto puede ser muy práctico a la hora de retener datos numéricos o nombres de personas o calles. Relaciona una fecha con algún acontecimiento importante para ti o conocido por todos y visualizarás esa fecha cuando llegue el momento de recuperar esa información.

Puedes también hacer uso de técnicas más artísticas y originales. Intenta retener una información exagerándola mucho. Normalmente la mente es más receptiva a datos absurdos que nos llamen la atención. Sin darte cuenta verás como logras recordar algo si has conseguido transformar esa información en algo curioso y llamativo. Ponle música a un texto o recítalo como si recitaras una poesía. Marcar un ritmo a un texto ayuda a memorizarlo.

Por supuesto que los beneficios de ejercitar la memoria no se ponen de evidencia de manera inmediata. Es cuestión de entrenamiento continuo y de mucha paciencia, pero sobre todo, nunca tires la toalla y no te des por vencido.

0