boiron.es

La gripe acecha. ¿Quieres saber cómo alejarla?

Ilustración de varios tubos de homeopatía.

¿Podemos pasar un invierno sin gripe? La homeopatía, la alimentación y una buena higiene de vida nos pueden ayudar a conseguirlo. 

Lo primero que hay que saber, es que la gripe es una enfermedad vírica y, como tal, no tiene tratamiento. Lo que sí se puede hacer, es medicina preventiva y cuando ya hemos sido atacados por ella, reposo y aliviar sus síntomas.

El virus de la gripe, se caracteriza por una gran variabilidad, ya que está sometido a numerosas mutaciones. Los virus son microorganismos mucho menos complejos que las bacterias y se multiplican exclusivamente dentro de las células infectadas. Una vez que un virus penetra en una célula, es capaz de transformar la actividad de esa célula en su propio provecho para asegurar su multiplicación, de ahí su peligro.

El error más grave consiste en tomar antibióticos, no solo no resultan eficaces para la gripe, sino que además, estamos creando una resistencia bacteriana y el día que realmente los necesitemos pueden no hacernos efecto. La homeopatía se ha demostrado eficaz tanto para prevenir, como para reducir los síntomas.

Síntomas y formas de transmisión de la gripe 

Fiebre por encima de los 38,5º C acompañada de:

• Escalofríos

• Dolores musculares y articulares

• Malestar general y fatiga intensa

• Dolor de cabeza

• Inflamación de las vías respiratorias superiores, con lagrimeo, secreción nasal y dolor de garganta

• Dificultad para tragar

• En ocasiones vómitos y/o cólicos

Normalmente la fase de incubación dura de uno o cuatro días. La fase de invasión, donde la enfermedad alcanza su punto más elevado, dura de media de 3 a 5 días. La curación llega a los 5 o 7 días, siempre y cuando no haya complicaciones, seguida de una fase de decaimiento y tos que puede durar varias semanas.

El virus de la gripe penetra por las vías respiratorias y se fija en las células epiteliales de las mucosas de la nariz, la faringe y los bronquios.

Cierra la puerta a la gripe y ¡suma salud! 

1. La forma más efectiva para luchar contra la gripe es huir de ambientes cerrados y llenos de gente. No besar ni abrazar a personas contagiadas, no beber ni comer nada que otra persona haya tocado y lavarse las manos a menudo. También hay que luchar contra un exceso de estrés, que facilita la bajada de nuestras defensas haciéndonos vulnerables a la infección.

2. Una buena alimentación es una eficaz fuente de protección. Frutas y legumbres nos aportan gran cantidad de antioxidantes, que ayudan al organismo para luchar contra los virus. Pescado azul y marisco, ricos en omega 3 y zinc, también estimulan el sistema inmunitario. Los cítricos son una buena fuente de vitamina C y deben consumirse a diario.

3. El tabaco, la polución y la calefacción, irritan y fragilizan las mucosas abriendo así la puerta a la infección. Mantén tu casa bien ventilada y no dejes que tu calefacción sobrepase los 20º C.

4. Y por último, realiza una actividad física, por lo menos dos o tres veces en semana. Hacer ejercicio al aire libre además de generar endorfinas, ayuda a mejorar la circulación sanguínea. Una vida sedentaria no permite que las células inmunitarias transiten libremente por el organismo y por lo tanto nos hace más vulnerables a los virus.

Sigue estos sencillos consejos y ¡despídete de la gripe! 

Fuente: http://www.alotroladodelcristal.com/2014/03/la-gripe-acecha-quieres-saber-como_14.html

115