boiron.es

CONÓCETE Y CUÍDATE: AUTOEXPLORACIÓN MAMARIA

Brustkrebs-Vorsorge

Al margen de las revisiones ginecológicas periódicas que debes hacerte, en función de tu edad  y etapa de la vida, es interesante que aprendas a conocer tu cuerpo y detectar algún cambio que puedas ir observando y que podrás aclarar con las pruebas diagnósticas oportunas. Con esto queremos decir que la autoexploración mamaria no sustituye a las revisiones médicas y que también es posible que gran parte de aquello que podemos percibir a través de esta exploración sean lesiones benignas. Aún con todo, la autoexploración puede ayudar bastante a un diagnóstico precoz de aquellas lesiones que pueden ser malignas, para las cuales, tanto la detección a tiempo como el tratamiento adecuado son piezas claves.

¿Cómo debo realizarme la autoexploración mamaria?

Paso 1: colócate frente a un espejo con los hombros rectos y los brazos junto a la cadera y mírate las mamas.

Deberías encontrar unas mamas:

  • De tamaño, forma y color normales
  • Bien formadas, sin deformaciones ni inflamaciones visibles

Si notas alguna de las siguientes alteraciones, informa a tu médico:

  • Hoyuelos, arrugas o bultos en la piel
  • Cambio de posición de un pezón o pezón invertido
  • Enrojecimiento, dolor, sarpullido o inflamación

Paso 2: levanta los brazos y observa  si ves las mismas alteraciones que el punto anterior.

Paso 3: fíjate si te sale líquido de uno o ambos pezones (puede ser transparente, lechoso o amarillento, o bien sangre).

Paso 4: acuéstate y pálpate las mamas con las manos invertidas, es decir, la mama izquierda con la mano derecha y viceversa. Procura utilizar un tacto firme y pausado con las yemas de los dedos, manteniendo los dedos rectos y juntos, nunca con las uñas. El movimiento debe ser circular, del tamaño de una moneda aproximadamente.

Controla la mama completa de arriba a abajo y de lado a lado: desde la clavícula hasta la parte superior del abdomen, y desde la axila hasta el escote.

Sigue algún tipo de patrón para asegurarte de cubrir la mama entera. Puedes empezar con el pezón y avanzar en círculos cada vez mayores hasta llegar al borde exterior de la mama o también puedes realizar esta palpación dividiendo mentalmente la mama en cuadrantes y así no olvidar palpar ninguna zona. También puedes realizar los movimientos siguiendo líneas rectas, ya sea horizontal o verticalmente.

Paso 5: la autoexploración debe finalizar con el examen de las axilas, ya que gran parte de los tumores se producen en la parte de la mama más cercana a la misma. Para explorar esta zona debes hacerle con los brazos bajados.

¿Cuándo realizarla y con qué frecuencia? 

Es aconsejable que la autoexploración mamaria se realice  una vez al mes, después de haber concluido la regla.

En el caso de las mujeres que ya han pasado la menopausia lo aconsejable es establecer un día concreto al mes para llevarla a cabo.

0