boiron.es

¿Cómo tratar una quemadura?

Cómo tratar una quemadura

Todos hemos padecido en algún momento de nuestras vidas algún accidente doméstico…salpicadura de aceite, roce con una plancha, vapor… Las quemaduras son uno de los accidentes domésticos más frecuentes.  Hoy os explicamos los pasos que hay que dar para tratar una quemadura.

  • En primer lugar debes poner la quemadura bajo agua fría y abundante durante unos minutos. . Nunca apliques hielo directamente sobre la quemadura, puede dañar la piel. Mantén una toalla entre el hielo y el área afectada. 

Con el agua fría conseguirás limpiar la zona lesionada antes de aplicar un tratamiento, te ayudará a aliviar el dolor, prevenir la inflamación y podrás evaluar la gravedad de la quemadura. Sólo las quemaduras de primer grado podrán ser tratadas en casa. Si no estás seguro de la gravedad de tu quemadura acude a tu centro médico de referencia para valorar la profundidad de tu lesión

  • Retira rápidamente las prendas o joyas ajustadas. Quita todo lo que podría apretar la piel mientras se hincha. Esto permitirá que la sangre fluya hacia la herida y comience a curarla.
  • Una vez que la quemadura esté limpia es aconsejable un producto para favorecer la reconstrucción de la epidermis o un apósito cicatrizante.
  • Si es necesario, protege la quemadura del roce y presión con una gasa estéril o un apósito antiadherente. Cambia el apósito una vez al día.
  • Procura no reventar las ampollas ya que protegen la piel de una infección.  Una ampolla abierta puede infectarse.  Si ya lo han hecho o la herida está expuesta, debes utilizar un antibiótico para evitar una infección.
  • Observa la quemadura todos los días para determinar si hay alguna infección. Observa atentamente posibles cambios en la coloración, inflamación…
  • Acude a tu médico si experimentas calor, sensibilidad, endurecimiento o fiebre.
  • La homeopatía puede ser una alternativa en este tipo de trastornos también. Puedes preguntar a un profesional de la salud formado en esta terapia médica.

Las quemaduras profundas o que afecten a una zona extensa de la piel, la cara o las articulaciones, deben ser siempre comprobadas por un médico y pueden necesitar tratamiento hospitalario.

0