boiron.es

Causas y tratamiento del estreñimiento

estreñimiento

El hábito de ir al baño varía de una persona a otra, no obstante existen distintos patrones intestinales considerados normales. Hay personas que acuden al baño nada más comer, otras van cada 2-3 días o incluso nos encontramos con gente que se regulariza en más de una ocasión al día. Y en otras circunstancias, ocurre todo lo contrario produciéndose un trastorno muy común relacionado con este asunto y que dificulta el ritmo normal de evacuación: el estreñimiento.

Existen dos tipos de estreñimiento: el crónico y el ocasional o agudo.

Cuando el hecho de ir al baño se ve dificultado por ser las deposiciones más secas y duras de lo habitual durante un periodo prolongado de tiempo, estamos ante un caso de estreñimiento crónico. Éste está causado generalmente por determinadas enfermedades, invalidez o algunos medicamentos tomados durante largos periodos. También puede ser debido a que el colon no es capaz de realizar de manera adecuada su función de evacuación de los desechos que provienen de la alimentación.

En otras ocasiones, personas que habitualmente tienen un ritmo intestinal normal sufren de estreñimiento ocasional. Éste se presenta súbitamente y suele obedecer a alguna causa puntual y aislada. El más frecuente es el estreñimiento asociado a los viajes o a situaciones estresantes determinadas (un examen, cambio de trabajo, etc.).

¿Se puede prevenir el estreñimiento?

Las tres piezas clave en la prevención del estreñimiento son:

– La dieta

– El ejercicio físico

– Los hábitos de vida

En cuanto a la dieta, es fundamental que sigas una dieta equilibrada haciendo hincapié en el consumo de fibra. Los alimentos más ricos en fibra son los de grano integral, las frutas y las verduras. Limita el consumo de alimentos con gran cantidad de azúcar, como pasteles y bollos, puesto que no te proporcionan la cantidad de fibra adecuada. Combina estos cambios en la alimentación con un aumento en la ingesta de agua. Bebe al menos 2 litros de agua diariamente.

Procura hacer ejercicio diariamente. La vida sedentaria enlentece el ritmo intestinal. El ejercicio físico, sobre todo a nivel abdominal, ayuda a tonificar y fortalecer la musculatura abdominal que colabora en la evacuación, de modo que además de mantenerte en forma podrás actuar contra el  estreñimiento.

Intenta marcarte una rutina constante para ir al baño. Adquiere unos hábitos diarios relacionados con esta necesidad y reeduca tu intestino. Con un poco de paciencia verás los resultados.

Del mismo modo, aunque estos serían los puntos más importantes a tener en cuenta, también debes considerar el descanso diario y llevar una vida tranquila, y debes considerarlos a ambos como factores que colaboran en la disminución del estreñimiento, así que ya sabes. Descansa un mínimo de 8 horas diarias y tómate las cosas con calma.

Homeopatía y estreñimiento ocasional

Además de atender siempre a las medidas higiénico-dietéticas, si sufres de estreñimiento ocasional puedes recurrir también a los medicamentos homeopáticos.

Existen distintos medicamentos homeopáticos, cuyo principio activo en base a la Silicea, la Calcarea Caronica o la Nux Vomica, que pueden ser una opción de tratamiento para el estreñimiento.

Para elegir un tratamiento u otro habrá que valorar las características del problema, pues variará mucho de una persona a otra. Así, hay que tener en cuenta si se trata de un estreñimiento producido cuando haces un viaje, ante momentos de estrés o debido a algún disgusto puntual.

Para recibir el mejor tratamiento homeopático es recomendable que hables con tu profesional de la salud y que te ayude a seleccionar la mejor opción.

0