boiron.es

Armas contra la gripe

Ilustración de una mujer abrigada con una bufanda para evitar la gripe.

Me ha encantado la iniciativa de Boiron «cierra la puerta a la gripe y ¡suma salud!» para difundir hábitos saludables y prevenir estos virus tan molestos. Este laboratorio farmacéutico ha puesto en marcha una web llena de información y consejos que nos será de gran utilidad para prevenir enfermedades invernales. Quiero sumar salud a mi vida ya la de mi familia, así que participo en su concurso de post saludables y os invito a hacer lo mismos. No sólo porque el premio es muy tentador, que lo es, sino porque así contribuimos a difundir estos hábitos saludables que nos evitarán muchos dolores de cabeza, nunca mejor dicho. Ahí va mi pequeña contribución:

El invierno quiere irse a lo grande y en sus últimos coletazos ha tenido a bien traernos nieve, frío y mucha lluvia. Resfriados, catarros y las temidas gripes están a la orden del día. No hay que darles tregua porque enseguida invaden nuestro organismo sin piedad y sobrevienen las toses, mocos, fiebres…

Pero los padres no nos amedrentamos con facilidad. Nuestros hijos siguen demandando su ración de aire libre y es muy sano atender esta necesidad, a pesar del mal tiempo.

A la hora de salir a la calle debemos hacerlo a una hora prudente, ni demasiado temprano, ni demasiado tarde, para aprovechar las franjas horarias más cálidas del día. Es importante abrigar bien a nuestros niños, por capas de ropa, para poder ir despojándoles de las prendas según los grados del ambiente en cada momento y evitar los cambios bruscos de temperaturas. Debemos evitar que el pequeño sude en un espacio de interior y luego salga a la calle. No debemos olvidarnos de los guantes, gorros y bufandas. Unas gafas también son un complemento a tener en cuenta dado que el sol puede dañar los ojos con mucha facilidad.

Un consejo: es muy importante mantener los pies secos y calentitos en todo momento. Los calcetines gordos o, en su defecto, ponerles dos pares de calcetines no está de más.

Las guarderías y colegios son los lugares preferidos de invasión de virus. Ningún niño está a salvo y por eso mismo tenemos que reforzar su sistema inmunológico con unas sencillas recomendaciones. Estos virus se contagian por contacto así que debemos extremar la higiene de los pequeños y lavarles las manos y nariz a menudo.

Hay que evitar que nuestras mucosas se resequen demasiado porque facilitamos la entrada a los virus. Cuidado con las calefacciones. Podemos humedecer el ambiente con envases llenos de agua cerca de los radiadores o con humidificadores. En general debemos elevar nuestro consumo de líquidos, agua, sobre todo. Con ello, conseguimos hacer más líquidos los mocos y expulsarlos mejor. Por otro lado, debemos mantener las estancias bien ventiladas y evitar, en la medida de los posible, lugares cerrados. Bien abrigados, los niños, disfrutarán plenamente de los parques infantiles y, a la vez, alejarán la amenaza de virus. Los cambios bruscos de temperatura son altamente perjudiciales y una puerta abierta a los catarros.

También vamos a descubrir que las cremas protectoras no sólo se usan en verano. El sol del invierno, la humedad y el viento también causan estragos en las delicadas pieles de nuestros infantes. Es importante prevenir grietas e irritaciones manteniéndoles bien hidratados.

Pero no sólo debemos pensar en la protección exterior. Una dieta adecuada les defenderá de resfriados molestos. En los meses más fríos, es conveniente aumentar la ración de frutas y verduras, sobre todo aquellas que aportan una gran cantidad de vitaminas A y C como el kiwi, la naranja o la calabaza. El pescado y la leche también son alimentos que refuerzan sus defensas internas contra las bajas temperaturas. Si ya tenemos aquí los estornudos, podemos contar con un remedio casero muy recurrente: leche caliente con miel. Su ingesta cada tres o cuatro horas alivia los síntomas del resfriado. Lo importante es llevar una buena alimentación, aunque este consejo vale para todo el año.

Los niños necesitan sol y aire fresco en todas las épocas del año por el bien de su salud. Con estos sencillos consejos los protegeremos de los efectos del mal tiempo sin negarles su tiempo de juego al aire libre.

Si seguimos estos sencillos consejos le pondremos las cosas muy difíciles a este batallón de virus que se empeñan en visitarnos todos los años por estas fechas.

Así que, ya sabes, cierra la puerta a la gripe y ¡suma salud!

Fuente: http://blogdeunamadredesesperada.blogspot.com.es/2014/02/armas-contra-la-gripe.html

 

3