boiron.es

Año Nuevo, metas nuevas

AÑO NUEVO, METAS NUEVAS

Ha comenzado el año nuevo y muchos de nosotros habremos elaborado un sinfín de propósitos a cumplir durante el año: hacer más ejercicio, dejar de fumar, perder peso, ahorrar dinero, ser más positivo, vivir con menos estrés, arreglar cosas en casa y miles de cosas más podrían estar en ese listado de cosas que queremos mejorar en nuestras vidas.

La lista de propósitos se hace con buenas intenciones, con ganas y convencimiento, y en muchas ocasiones más larga si cabe que la elaborada el año anterior,  pero pocas veces llegamos a conseguirlas, ¿por qué?, ¿en qué fallamos? Aquí podríamos darte algunas pistas a tener en cuenta:

1.-  ¿Has delimitado bien tus objetivos? Intenta elaborar una lista de cosas que te gustaría cambiar en ti y en tu vida y ordénalas por prioridades. Esto supone pensar bien en cada uno de los objetivos y analizarlos con detenimiento.

2.- ¿Son realistas estos objetivos? Llenar tu listado de objetivos que sabes a priori que son inalcanzables no sirve de nada. Sólo sirve para frustarte tras ver que no lo has logrado y te desmoraliza a la hora de volver a plantearte nuevos objetivos. Intenta seleccionar de la lista que has hecho aquellos que son factibles en función de tus necesidades y de los recursos que tienes para lograrlos. Así que ya sabes, selecciona objetivos realistas y así no te quedarás a mitad de camino.

3.- ¿Tu listado de metas es muy extenso? Tener muchas ideas en mente está bien pero es mejor que focalices tu atención en unos pocos objetivos dentro de aquellos que selecciones como más importantes. Selecciona una o dos metas grandes que sean realmente importantes para ti y así mantendrás más atención en ellas.

4.- ¿Has delimitado los tiempos? Cuando hablamos de objetivos un aspecto importante a considerar es marcar el tiempo aproximado en que se deben recoger los frutos. Hay objetivos a corto plazo, a medio y a largo plazo. Marcar tiempos ayuda a que establezcas y repartas bien las actividades y esfuerzos en función del tiempo que debes estar hasta conseguir el objetivo propuesto. Si pretendes que todo se consiga en poco tiempo sin haber analizado bien la situación sólo te ayudará a tirar la toalla antes de tiempo.

5.- Y por último, intenta descomponer cada uno de tus objetivos en pequeñas metas y actividades para hacerlo más práctico y factible. Por ejemplo, si tu meta es perder 10 kilos puedes establecer pequeñas acciones que puedan ejecutarse más fácilmente. En este caso podrías proponerte acudir al gimnasio 3 veces por semana, reducir la comida rápida, los alimentos azucarados, ir caminando al trabajo…

0