boiron.es

Viajes y diarrea: consigue que nada te arruine el viaje

diarrea en los viajes

¿Quién no ha sufrido una diarrea durante un gran viaje? Por desgracia que una diarrea nos estropee un viaje es algo común y más cuando se viaja a países donde por las condiciones higiénicas y alimentarias existen más posibilidades de que esto ocurra.

Por suerte, casi nunca esto supone un importante problema de salud para el viajero ni le conlleva graves consecuencias, pero no está de más ponerle fin cuanto antes y tener ciertas precauciones para evitarlo y para reducir el tiempo de curación si tenemos la mala suerte de sufrirla.

¿Qué favorece que aparezca la diarrea durante un viaje?

  • Desde dónde viajas: los viajeros que proceden de países desarrollados tienes más probabilidad de padecer este tipo de diarrea.
  • Lugar de destino: cuanto más pobre es el país donde viajas, mayor probabilidades de padecer  diarrea del viajero. Los destinos con mayor riesgo son África, el sudeste asiático, América Central y del Sur. En el Caribe y la zona de Europa del Este existe riesgo, pero menor.
  • La forma de viajar: si vas de turismo en un tour con un grupo organizado la incidencia es menor que si vas de viaje por tu cuenta y eres más aventurero.
  • El tipo de hotel donde te alojas: las características del alojamiento es también determinante. Como es lógico, no es lo mismo alojarse en un hotel que reúna unas buenas condiciones higiénicas que alojarse en un camping y comer en sitios locales menos higiénicos.
  • La estación del año en la que viajas: es más frecuente que la diarrea aparezca durante los meses de verano en los países subtropicales.
  • Características propias del viajero: los niños, los ancianos, las mujeres embarazadas, las personas inmunodeprimidas  o las personas que sufren alguna enfermedad gastrointestinal son más propensas a sufrir una diarrea de este tipo.

¿Cómo se transmite la diarrea del viajero?

Este tipo de diarrea se debe a la infección que se adquiere  a través del consumo de alimentos o bebidas contaminadas con microorganismos. Los alimentos con mayor riesgo de estar infectados son aquellos que el viajero compra en la calle a vendedores ambulantes, siendo los más seguros los cocinados por nosotros mismos. Algunos alimentos, como los mariscos, las frutas no lavadas o peladas, las ensaladas, los alimentos que contienen leche y los embutidos son los que tiene mayor riesgo.

Si quieres apostar por los alimentos más seguros estos serían el pan y sus derivados, las comidas preparadas  muy calientes, las carnes y pescados bien cocidos, las frutas con la piel pelada o bien lavada y las verduras hervidas.

¿Cómo evitar esta diarrea?

  • Bebe siempre las bebidas embotelladas y cerradas (comprueba que está bien precintada y que no se ha abierto antes). No bebas agua del grifo y no uses agua del grifo para hacer hielo ni para cepillarte los dientes o para lavar alimentos. Evita tener que poner cubitos de hielo en la bebida.
  • Lávate las manos con frecuencia con jabón. Recuerda hacerlo siempre antes de comer, de manipular alimentos y al ir al baño.
  • Evita las ensaladas y vegetales crudos.
  • Cuando comas fruta, pélala antes de tomarla.
  • Evita comer alimentos crudos o poco cocinados que se han mantenido sin refrigeración durante un tiempo.
  • No comas  alimentos poco cocidos y aquellos comprados a vendedores ambulantes o en restaurantes donde observes poca higiene.
  • Evita aquellos alimentos que contengan leche, como los helados, las natillas, los flanes y todos los derivados lácteos no pasteurizados.

¿Y qué hacer si sufro la diarrea del viajero?

Si con estos consejos para prevenirla no ha sido posible y sufres una diarrea durante tu viaje, toma nota de los siguientes consejos:

  • Lo más importante de todo es mantener la hidratación corporal y hacer una dieta adecuada hasta que desaparece el cuadro diarreico. Para esto, en cuanto notes los primeros síntomas de diarrea comienza a beber más líquidos. Si esta diarrea es cada vez más intensa puedes hacer uso de sobres de rehidratación oral. Puedes seguir comiendo de forma habitual pero siempre evitando los lácteos y apostando por ciertos alimentos como el arroz cocido, la fruta pelada, el pan, las sopas y galletas saladas. Los alimentos salados, por su abundante contenido en sal, te ayudarán a recuperar líquidos en el organismo. Evita tomar salsas o alimentos muy grasos y come siempre pequeñas cantidades de comida pero muy repartida a lo largo del día. Es importante identificar cualquier signo de deshidratación que pueda aparecer, como por ejemplo, notar las mucosas más secas u observar una orina más oscura y escasa. Esto nos dará pista de que los líquidos que estamos tomando no son suficientes.
  • Medicina homeopática. No estaría de más viajar siempre con algún medicamento homeopático que nos ayude a controlar la diarrea desde las primeras fases. La homeopatía es compatible con el resto de medicación que pueda requerirse en estos casos.

No obstante, acude al médico siempre que aparezca fiebre alta, náuseas y vómitos, dolor abdominal intenso que no cede, si la diarrea no se ha resuelto con medidas dietéticas pasados 5-7 días o si aparece sangre o moco en las heces.

0