Cierra la puerta a la gripeVamos a la cama que hay que descansar… - Cierra la puerta a la gripe
boiron.es

Vamos a la cama que hay que descansar…

Vamos-a-la-cama-que-hay-que-descansar

Vivimos en un mundo en el que cada vez estamos más estresados, vamos corriendo a todos los sitios, nos gustaría que el día tuviera más de 24 horas porque no nos da tiempo a hacer todas las cosas  que tenemos pendientes. Ya desde que somos niños nos acostumbramos a este tipo de vida, no tenemos suficiente con el horario del colegio y los deberes que nos ponen, ya que nuestros padres nos apuntan, porque ellos creen que es lo mejor o porque nosotros se lo pedimos, a infinidad de actividades extraescolares ya sean culturales o deportivas. Con todo este ajetreo, se nos olvida una de las cosas más importantes que debemos hacer todos los días: descansar. Y eso no quiere decir sentarse un rato después de comer, no, descansar quiere decir dormir, entre 7 y 8 horas al día y de forma ininterrumpida, es decir, seguidas.

Las alteraciones del sueño no sólo afectan en la salud sino también a la calidad de vida, y es bueno recordarlo en el Día Mundial de Sueño (13 de marzo de 2015).

Como todos sabéis hay profesiones que trabajan por turnos y de éstas se dice que provocan la pérdida de años de vida, porque los cambios de hábitos de sueño alteran el ritmo circadiano y eso ya no se recupera.

Además de todos estos motivos, en la actualidad, vivimos en una sociedad donde abundan todo tipo de preocupaciones, por lo que cada vez hay más personas que consultan a los especialistas por problemas de sueño.  Los problemas económicos, el paro, el aumento de responsabilidades en el trabajo, problemas familiares, la ansiedad…, son cuestiones muy comunes que pueden ocasionar insomnio ya sea transitorio o crónico.

Algunos consejos para prevenir el insomnio ocasional:

  • No tomes bebidas que contengan ningún tipo de estimulante por la noche (cafeína, teína…) como refrescos de cola, café, té…
  • Procura no llevarte las cosas a la cama. Cuando te acuestes deja la mente en blanco, no pienses en nada, sólo en descansar.
  • Leer antes de dormir puede ayudarte a coger el sueño.
  • Si tu trabajo te lo permite, procura tener un hábito o rutina, es decir, acuéstate y levántate siempre a la misma hora, así tu cuerpo “aprenderá” a dormir siempre a la misma hora y descansará mucho mejor.
  • La homeopatía es eficaz para aliviar los trastornos emocionales y de ansiedad que pueden venir acompañados de posibles trastornos del sueño. Consulta con tu profesional de la salud.

La reducción del tiempo dedicado a dormir o despertar con sensación de no haber descansado, conlleva la aparición de síntomas a lo largo del día  como cansancio, falta de concentración, irritabilidad, etc., que interfieren en nuestras actividades diarias porque arrastramos a lo largo de todo el día por lo que no podemos rendir bien.

Recuerda que uno de los tratamientos más efectivos para tener una buena salud es dormir 8 horas al día

0