boiron.es

Síntomas más frecuentes de la menopausia

Síntomas más frecuentes de la menopausia

 

El climaterio es la etapa de la vida de la mujer en la que se produce la transición de la edad adulta hasta la vejez. Se inicia alrededor de los 45 años y acaba con los 65 para dejar el paso a la senectud.

La menopausia es una “fecha” dentro del climaterio. Se considera que una mujer ha llegado a la menopausia cuando lleva 12 meses sin tener la menstruación como consecuencia de la pérdida de la función ovárica. Este período se caracteriza porque los ciclos menstruales comienzan a ser más cortos. Este cambio en el ciclo es consecuencia de un gran cambio hormonal que sufre el cuerpo, fundamentalmente, el descenso brusco del nivel de estrógenos y progesterona.

Está demostrado que las fumadoras tienen una edad de menopausia más temprana que las no fumadoras, concretamente, proporcional al número de cigarrillos consumidos. Lo mismo ocurre con el consumo de alcohol y alimentación deficiente.

La herencia familiar también influye en la aparición de la edad de la menopausia.

Debido a estos cambios hormonales, las mujeres menopáusicas sufren una serie de signos y síntomas que vamos a comentar a continuación:

Sintomatología a corto plazo:

  • Suele iniciarse 2-3 años de la edad de aparición de la menopausia.
  • Los sofocos son el síntoma más precoz y frecuente. Pueden acompañarse o no de sudoración. Es una sensación subjetiva de calor en el cuello y en la cara, su frecuencia y duración son variables. Pueden ir acompañados de palpitaciones o escalofríos.
  • El insomnio se ve favorecido por los sofocos nocturnos.
  • Además estas mujeres sufren irritabilidad, falta de concentración, depresión, ansiedad y labilidad emocional.

Para combatir esta sintomatología se aconseja llevar una vida saludable: hacer ejercicio físico, evitar comidas picantes, aliviarse con bebidas frías  cuando aparezcan los sofocos. La homeopatía puede ayudar a aliviar estos síntomas.

Sintomatología a medio plazo:

A medida que van descendiendo los niveles de estrógenos y progesterona la mujer experimenta una importante atrofia genital que puede impedirle tener relaciones sexuales satisfactorias. Disminuye la lubricación y aumenta la sequedad vaginal.

Pueden empezar a notar dolor de huesos o en las articulaciones.

Al igual que la sintomatología a corto plazo puedes combatirla con medicamentos homeopáticos y unos hábitos de vida saludables.

Sintomatología a largo plazo:

Estos síntomas constituyen importantes problemas de salud como son la osteoporosis y las enfermedades cardiovasculares.

Las mujeres que sufran este tipo de patologías deben acudir a su médico para que les pongan tratamiento.

0