Cierra la puerta a la gripeRecomendaciones para olvidarse de los gases y las flatulencias
boiron.es

Recomendaciones para olvidarse de los gases y las flatulencias

gases-flatulencias

El exceso de gases y flatulencias intestinales producen dolor y distención en el abdomen. Pese a que no son nocivos para la población es verdad que se trata de un problema habitual que resulta molesto en muchas ocasiones.

El primer paso: cuidar la alimentación

Los gases en el intestino se producen en el proceso de la digestión de los alimentos así que vigilar qué comemos es algo siempre a tener en cuenta.

¿Qué alimentos producen gases?

  • Muchas legumbres: judías blancas, garbanzos, habas, lentejas y guisantes. Quizá éste sería el principal grupo de alimentos flatulentos. Se trata de alimentos muy nutritivos de los que no podemos prescindir, así que habrá que reducir en la medida de cómo nos sienten o tomarlos en puré para reducir los gases que producen.
  • Algunas verduras como la coliflor, la col, la lechuga, las coles de Bruselas, el repollo, las alcachofas, etc. Tampoco podemos obviarlas en la dieta del todo por las vitaminas y fibra que aportan pero hay que tenerlo en cuenta en la dieta.
  • Ciertas frutas, como la piña, las ciruelas, el plátano o las uvas.
  • El chocolate
  • Las bebidas gaseosas y el vino.

¿Qué alimentos puedo comer sin problema?

  • Carnes: generalmente todas están permitidas, sobre todo si se preparan a la plancha o al horno en vez de hacerlas con salsas o fritas.
  • Pescados: tanto el blanco como el azul no producen especialmente gases.
  • Huevos
  • Pan blanco
  • Zumos de frutas naturales y sin gas

¿Cómo comer?

Otra cosa respecto a la alimentación que es interesante no es sólo lo qué comemos sino cómo lo comemos. La forma de ingerir los alimentos también afecta, y mucho, en la digestión que estos tienen en el canal digestivo.

  • Mastica bien los alimentos, ensalivándolos bien antes de tragarlos.
  • Bebe poco agua mientras estás comiendo para evitar sobrecargar el estómago y para no tragar tanto aire y gas en la digestión.
  • Come con tranquilidad, respirando con calma.

Las bebidas

Es bueno que bebas agua durante el día, ya que de lo contrario, la deshidratación puede endurecer las heces y generar más estreñimiento y gases intestinales.

Eso sí, las bebidas no deben ser carbonatadas ya que éstas contienen mucho gas que se acumulará en los intestinos. Sustitúyelas por bebidas no carbonatadas (zumo, agua mineral, infusiones…).

Cuando bebas no hacerlo con porrón, bota, botijo o pajita para sorber dado que de esta forma el aire que ingieres es mayor.

Olvídate del chicle

Sabemos que están muy ricos y apetecen a menudo pero si sufres de flatulencias y gases es mejor que evites tomarlos en la medida que sea posible. Al mascar chicle ingieres mucha cantidad de aire que pasa directamente al tracto digestivo, acumulándose en el abdomen y produciendo hinchazón.

Si deseas combatir el mal aliento puedes probar con una pastilla de menta natural o masticar unas hojas de esta planta.

Haz ejercicio y muévete

Realizar ejercicio regular es bueno no sólo para mantenerte en forma sino para agilizar las digestiones y la movilización de gases intestinales y que estos puedan expulsarse con mayor facilidad. El ejercicio produce contracciones intestinales y alivian los gases y también el estreñimiento. Caminar, correr y nadar son actividades muy adecuadas para conseguir esto.

Medicamentos homeopáticos

El uso de la medicina homeopática también puede ayudarte a evitar la excesiva formación de gases por la alimentación o al menos a ayudarte en su eliminación. Consulta con tu médico formado en homeopatía para que seleccione los tratamientos que mejor irán según sea tu caso.

0