boiron.es

¿Quieres reducir tu ansiedad?

frau richtung

Hoy en día todos podemos decir que en algún momento hemos sufrido momentos de ansiedad. El estrés o la inestabilidad laboral, problemas económicos, una intervención quirúrgica, problemas familiares o un examen importante pueden causarnos ansiedad. Es habitual que la persona que padece ansiedad no lo manifieste como tal pero puede identificarse con síntomas como trastornos del sueño, dificultad para concentrarse, cansancio o fatiga crónica.

Cierto nivel de estrés es normal incluso ayuda a aumentar el rendimiento frente a determinadas actividades pero niveles altos de ansiedad perjudican nuestra salud. Puede causar problemas cardíacos como el infarto agudo de miocardio, problemas respiratorios, cefaleas, alteraciones digestivas…

¿Cómo tratar la ansiedad?

  • En primer lugar es importante identificar la causa de la ansiedad e intentar evitarlo.
  • Procura llevar una dieta equilibrada, rica en vitaminas y proteínas.
  • Practica ejercicio, al hacer deporte se segregan endorfinas que son hormonas que producen placer y aportan sensación de bienestar.
  • Reduce el consumo de sustancias como la cafeína o el tabaco ya que actúan como excitantes que pueden aumentar tu ansiedad.
  • Procura llevar hábitos de vida saludable y respeta tus horarios de sueño.

Consulta con tu médico la posibilidad de instaurar un tratamiento médico para aliviar los síntomas de la ansiedad:

– La homeopatía es eficaz para el estrés, la ansiedad y los trastornos ocasionales del sueño. Con los medicamentos homeopáticos notarás alivio sobre diferentes síntomas psíquicos (trastornos del  sueño, ansiedad, irritabilidad), físicos (dolor de cabeza, alteraciones  digestivas, contracturas musculares) y comportamentales (falta de concentración, apatía, intolerancia al ruido). No obstante, ante cualquier duda puedes acudir a un médico homeópata y consultarle.

– Hacer terapia psicológica para sobrellevar la ansiedad. Acude a un psicólogo titulado que te ayude a elegir la terapia más adecuada en tu caso.

– Utiliza técnicas de relajación. Encuentra un momento cada día para relajarte y hacer aquella actividad que te aporte mayor bienestar, tu música favorita, un paseo por el parque, un baño relajante…

0