boiron.es

Qué es el hirsutismo y cómo tratarlo

hirsutismo

El hirsutismo es el crecimiento en exceso de vello en aquellas zonas en las que por cuestiones hormonales no es habitual tener. Estas zonas, en mujeres, suelen ser el labio superior, la barbilla, el cuello, las areolas, el tórax, muslos, espalda y la zona intermedia entre el ombligo y el pubis.

Tanto los hombres como las mujeres pueden desarrollar hirsutismo y es frecuente que se encuentre en miembros de la misma familia. 

¿Cuáles pueden ser sus causas?

Existen numerosos motivos por los que se puede desarrollar el hirsutismo y estos obedecen a causas hormonales.

En la mujer una de las causas principales es el síndrome de los ovarios poliquísticos. Los ovarios producen de forma desproporcionada dos de las hormonas que secretan (la hormona luteinizante o LH y la hormona folículo estimulante o FSH) produciendo síntomas como el hirsutismo, acné, falta de menstruación o amenorrea, aumento de peso  y esterilidad.

En referencia al origen ovárico como causante de hirsutismo, la hiperticosis ovárica es otra enfermedad de los ovarios en los que las cifras de andrógenos son mayores, produciendo en las mujeres el aumento de crecimiento de vello en zonas masculinas.

El hirsutismo familiar o idiopático es aquel que observamos en familias donde hay varios miembros afectados por el hirsutismo. Se debe a un aumento de la sensibilidad de la piel por parte de los andrógenos, que hace que se tenga mayor número de folículos pilosos en relación a la superficie cutánea. En estos casos, el ciclo menstrual  y la fertilidad están conservados porque los niveles de hormonas en sangre son los normales.

Algunas otras enfermedades endocrinas asociadas a las glándulas suprarrenales o al tiroides, como la hiperplasia suprarrenal, el hipotiroidismo o la enfermedad de Cushing también van asociados en muchas ocasiones a este problema.

¿Cómo se puede tratar?

El tratamiento más habitual es el hormonal. Con éste se regula la cantidad de estrógenos y andrógenos en sangre y se mantiene como mínimo durante un año.

Aparte del tratamiento sistémico éste puede complementarse con tratamientos estético que ayudan en cierta medida, aunque no traten la causa de raíz. Estos pueden ser la depilación láser o el tinte del vello para aclararlo.

¿Qué complicaciones puede tener el hirsutismo?

El hirsutismo como tal no tiene complicaciones, excepto aquellas que puedan ser secundarias a cuestiones estéticas en función de la intensidad del crecimiento del vello corporal y de cómo lo viva la persona que sufre hirsutismo.

Lo importante es averiguar si éste se debe a desajustes hormonales que, con el tiempo, puedan acarrear otro tipo de consecuencias, por los que el seguimiento con tu dermatólogo y endocrino es de gran importancia para conseguir unos niveles hormonales adecuados y saludables.

0