boiron.es

¿PROBLEMAS DE MAL ALIENTO? EVITA LA HALITOSIS

口臭

El mal aliento es un problema que sufre mucha gente hoy en día que puede llegar a afectar a la vida personal y profesional de la persona que lo padece. Son muchos factores los que influyen en la halitosis, tanto en la temporal como la crónica y muchos de ellos son identificables, pieza clave a la hora de poner solución al problema.

¿Cómo identificar la halitosis temporal?

Es importante, como primer paso, identificar un problema puntual de halitosis de un cuadro crónico. La halitosis temporal es frecuente en numerosas ocasiones. Aquí te ayudamos a identificar las ocasiones en las que es posible sufrir de mal aliento sin que esto se convierta en un problema a largo plazo:

  • La fiebre
  • Algunos medicamentos
  • El café, alcohol y el tabaco, por el sabor tan fuerte que tienen
  • Al despertar, ya que al dormir disminuye la cantidad de saliva que se secreta y esto produce sequedad en la boca, causante del mal olor
  • Tras ingerir alimentos pesados o de sabor fuerte, como por ejemplo, ajo, cebolla, algunos picantes, etc.
  • Tras permanecer mucho rato en ayunas. La disminución de la producción de saliva produce, igual que ocurre tras despertarse, que la boca permanezca seca y que la propia saliva no pueda realizar su función de limpieza como acostumbra
  • Llevar prótesis dentales. Las dentaduras postizas y algunas otras piezas dentales, como los puentes, facilitan que se acumulen restos de comida

¿Cómo puedo combatir  este tipo de halitosis? 

Pese a ser un problema desagradable existen varios consejos sencillos que te ayudarán a disminuir este problema.

  1. Limpia bien tu boca. Éste sería el consejo estrella, sin duda. Cuando nos referimos a higiene bucal no sólo estamos hablando de la limpieza de los dientes, sino que también hagas hincapié en limpiar la lengua. Muchas veces, es en ella donde se deposita una capa de suciedad que es la que produce el mal olor. Para esto te aconsejamos el uso de limpiadores linguales especiales, cómodos y muy útiles. No olvides limpiar los laterales de la lengua y hacer gargarismos con un colutorio para llegar a la parte posterior de la lengua.
  2. Usa una pasta dentífrica específica para combatir el mal aliento. Un ejemplo es Homeodent de Laboratorios Boiron. Un dentífrico compuesto por productos naturales, que no sólo consigue mantener de forma integral la limpieza de tus dientes y encías, sino que también ayuda a mantener el aliento fresco.
  3. Evita, en la medida que sea posible, tomar aquellos alimentos o bebidas que sabes que te producen mal olor. Lógicamente debes procurar lavarte bien la boca tras las comidas, pero algunos de estos son muy fuertes y pueden producir mal olor durante tiempos más prolongados.
  4. Bebe mucha agua para mantener la boca fresca e hidratada.
  5. Otro aliado, natural y económico, es el perejil. Masticar unas hojas frescas de perejil tras tomar comidas pesadas o fuertes puede disminuir la intensidad del mal aliento producido por éstas. Con este consejo, consigues reducir las bacterias que permanecen en la boca y así poder mejorar el aliento.

¿Y si no se trata de algo temporal?

Si, pese a extremar tu higiene dental y hacer uso de estos consejos que os hemos dado, sigues sufriendo mal aliento, debes plantearte que éste puede deberse a una causa patológica, la cual sea la responsable de la halitosis crónica.

Casi siempre se debe a la existencia de una caries o enfermedad periodontal, úlceras, infecciones orales, de la faringe, etc.

En este caso te aconsejamos que acudas a tu dentista o a tu médico para que puedas encontrar la causa específica y poner así solución en función de la misma.

0