boiron.es

Prevención de las adicciones en la adolescencia

croquis homme verre alcool garçon qui fume

La adolescencia es un periodo de cambios físicos y psicológicos en los que hay una revolución hormonal. Para el adolescente este periodo es una transición a su vida adulta en la que debe sentar las bases de su personalidad. Es un período de gran susceptibilidad en el que todas las personas de su alrededor son una importante influencia que valoran como positiva o negativa y a las que imitan. También supone un comienzo para iniciarse en experiencias nuevas como el sexo, el tabaco o el consumo de drogas.

El inicio de determinadas adicciones en la adolescencia puede suponer un hábito de por vida, por lo que es importante guiar a los jóvenes en la prevención de estos hábitos.

Las principales drogas de abuso son el tabaco, el alcohol, los opiáceos, el cannabis, los psicoestimulantes y las drogas de síntesis. Unas son depresoras y otras estimulantes pero tienen en común que afectan al normal funcionamiento de nuestro cerebro. Su mayor riesgo está asociado a su consumo habitual y a los efectos a largo plazo ya que afecta a diferentes órganos de nuestro cuerpo, al cerebro y a la conducta.

En primer lugar queremos destacar la importancia de la comunicación. Habla con tus hijos sobre las drogas, es importante que les informes de los riesgos que puede suponer para la salud, así como el gasto económico. No olvides que también debes aprender a escuchar, con atención e interés y sin juzgar. Compartirán contigo sus experiencias y sentimientos, problemas y logros. Es fundamental no sólo dar información sobre drogas sino fomentar la autoestima del adolescente,  ayudar a encontrar sus límites, enseñar a decir no. Debemos evitar adoptar actitudes autoritarias o hablar de drogas de manera alarmista o dramática.

Los padres y amigos son una importante influencia como hemos destacado antes por lo que no olvidemos que debemos predicar con el ejemplo. Los padres de familia son los modelos más importantes para los hijos. Unos padres que fuman delante de sus hijos probablemente tendrán hijos fumadores.

Los amigos son el segundo modelo más importante a imitar por el adolescente debido a su necesidad de socialización y aceptación. Es importante que conozcas a los amigos de tu hijo y le animes para que les invite a casa. Relaciónate con sus padres y así podréis estar atentos y unidos para detectar a tiempo cualquier problema.

Fomentar los hábitos saludables y el deporte resulta una alternativa con respecto a otros  tipos de ocio asociado al consumo de alcohol y tabaco. Inculcar la importancia de una vida sana, una adecuada alimentación y el ejercicio físico regular para el bienestar propio. Resaltar que las drogas dificultan esa sensación de bienestar e influyen de manera negativa en este tipo de ocio.

Si detectas una situación de consumo en tu hijo debes mantener la calma. Un episodio de consumo no implica necesariamente una adicción. En primer lugar, adopta una actitud de ayuda, hay que hacerle sentir que puede confiar y estamos ahí para apoyarle. Pregúntale sobre las razones del consumo, la mejor manera de intervenir es ayudar a superar el problema de fondo. Si sospechas un consumo problemático, no ocultes la situación y acude a un especialista para recibir orientación.

0