boiron.es

Medicamentos y conducción

Medicamentos y conducción

Un informe reciente revela los peligros de conducir bajo el efecto de algunos fármacos. Desde BOIRON te contamos las ventajas de la homeopatía en estos casos.

El documento de consenso “Fármacos y Conducción” elaborado recientemente por la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (SEFAC), la Sociedad Española de Medicina de Tráfico (SEMT) y la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) con la colaboración de Faes Farma, acaba de poner en evidencia que “un 5% de los accidentes de tráfico en España está relacionado con los efectos secundarios de los medicamentos, y que además un 25% de los fármacos autorizados en nuestro país puede interferir en la conducción.”

En este informe, dirigido por la doctora Esther Redondo, coordinadora del Grupo de Trabajo de Actividades Preventivas de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), ha llegado a la conclusión de que la mayoría de los pacientes desconocen el riesgo potencial de los medicamentos en el momento de la conducción. Un dato preocupante si se tiene en cuenta que “cerca del 30% de los conductores está tratándose con algún fármaco (de los que un 64% toma dos o más medicamentos a la vez), y entre un 25 y un 30% de la población se automedica.”

El análisis recoge también el tipo de medicamentos que más implicación puede tener con la seguridad vial, destacando los siguientes:

  • Medicamentos hipnóticos y opiáceos.
  • Antihipertensivos, antidepresivos y antihistamínicos.
  • Sustancias psicoactivas.

Por ello, en procesos agudos como gripes, infecciones febriles o crónicos, como asma, arritmias, etc., hay que evitar conducir al menos hasta que estén controlados los síntomas o estabilizada la patología.

El documento recoge también los mecanismos por los que los medicamentos pueden intervenir negativamente en la conducción:

  • Somnolencia o efecto sedante (el 20 por ciento de los accidentes se producen porque las personas se duermen al volante).
  • Reducción de los reflejos y aumento del tiempo de reacción.
  • Alteración de la percepción de las distancias.
  • Hiperactividad.
  • Alteraciones oftalmológicas o de la audición.
  • Estados de confusión y aturdimiento.
  • Alteraciones musculares (espasmos, calambres…).

Por último, se resalta que cada vez son más las personas mayores que conducen y éstas, en algunos casos, suelen estar polimedicadas, por lo que hay que tener en cuenta esta circunstancia.

Ventajas de los medicamentos homeopáticos

La homeopatía es una opción a tener en cuenta en el momento de la conducción por las ventajas que ofrecen los medicamentos homeopáticos. Entre estos beneficios destacan que no se han descritos efectos adversos relevantes asociados a su toma, no presentan contraindicaciones ni interacciones medicamentosas, por lo que se recomiendan habitualmente para todo tipo de pacientes, incluso niños, embarazadas y personas polimedicadas.

Finalmente, recordamos que este método terapéutico es eficaz para prevenir y /o tratar patologías agudas (gripe, tos, diarrea, crisis de migraña, etc.), crónicas (alergia, dermatitis, asma, ansiedad etc.), así como para infecciones de repetición (garganta, oídos, ginecológicas, urinarias….), entre otros.

 

0