boiron.es

Cuida tus ojos en verano

Cuida tus ojos en verano

En los meses de verano aumentan las molestias oculares debido a la mayor exposición de los ojos a los agentes externos como el cloro de las piscinas, el sol, la sal del mar o el aire acondicionado.

Hoy te presentamos unos prácticos consejos que te ayudarán a prevenir estas molestias y a cuidar en general la salud de tus ojos:

  1. Sigue una higiene ocular adecuada. Es importante que hagas uso de un limpiador ocular con frecuencia. Mantener las cejas y los párpados limpios te ayudarán a protegerte de las agresiones externas, en especial si tienes la piel grasa o acostumbras a usar maquillaje. Euphralia®es la solución oftálmica de Laboratorios BOIRON que podrás utilizar como limpiador ocular en caso de irritación, molestias oculares o sequedad ocular ligera de origen diverso.
  2. No olvides usar gafas de sol homologadas. Los rayos ultravioleta pueden dañar los ojos así que no dudes en ponerte gafas de sol cubriendo totalmente el área de los ojos incluso si el día está nublado.
  3. Si utilizas lentillas, hazlo correctamente. Haz hincapié en la limpieza de tus manos cuando las manipules para ponértelas o quitártelas y desinféctalas después de cada uso. Evita llevarlas puestas más de 12 horas seguidas y procura dormir siempre sin ellas. No olvides que aunque tus lentes cuenten con factor de protección UV, las gafas de sol que uses también deben llevarla.
  4. No abuses de las pantallas. Pasamos gran parte del tiempo frente a pantallas de ordenador, móvil, televisión…La exposición prolongada puede producirnos fatiga ocular y problemas visuales así que si es inevitable hacer uso de ellas, realiza descansos periódicos para que los ojos descansen.
  5. Protege tus ojos con gafas si practicas deportes acuáticos. Si quieres proteger los ojos del cloro de la piscina y la sal del mar utiliza gafas que estén especialmente diseñadas para ofrecer una estanqueidad perfecta y que no entre agua en ellas.
  6. Vigila la climatización. Intenta no hacer uso excesivo del aire acondicionado. En caso de utilizarlo de manera prolongada producen lo que denominamos “síndrome del ojo seco”: escozor, quemazón, disminución de la agudeza visual…
  7. Parpadea periódicamente. Normalmente reducimos la velocidad de parpadeo de manera inconsciente cuando estamos ante una pantalla de ordenador, delante del televisor o delante de un libro, impidiendo la correcta lubricación ocular y aumentando la sequedad. Sabiendo esto, basta con tomar conciencia y parpadear periódicamente.

Y si quieres saber más sobre cómo cuidar de tus ojos en verano y el resto del año, te recomendamos echarle un ojo –y nunca mejor dicho- al “Decálogo de cuidado ocular de Euphralia®” .

Aunque si de verdad quieres tener una visión 10, te recomendamos suscribirte a nuestras newsletter mensuales ¡en un vistazo! donde compartiremos contigo: consejos, curiosidades e información de valor para tus ojos, en cómodas monodosis ¡para que sean más fáciles de recordar! Por ejemplo, ¿sabías que la perdiz americana puede ver por completo un estadio de fútbol desde una de las porterías sin mover su cabeza?

0