boiron.es

¿Cuáles son los efectos del café en la salud?

¿Cuáles son los efectos del café en la salud?

Para muchas familias el consumo del café se ha convertido en parte de su rutina diaria. La frase: “Hasta que no me tomo un café por la mañana no soy persona”, es bien conocida por todos.

No hay duda de que el café tiene numerosas propiedades saludables. Es útil al iniciar una dieta de adelgazamiento puesto que aumenta el metabolismo y ayuda en la eliminación de las grasas; es broncodilatador, por lo que puede ser beneficioso para las personas que sufren de asma o enfermedad pulmonar obstructiva; tiene propiedades antioxidantes, al igual que la teína del té y nos ayuda a estar más despiertos y atentos

Sin embargo, su uso en exceso puede ser perjudicial para la salud. De hecho, pese a que no puede compararse su efecto al de las drogas o la nicotina, hay quien afirma que esta bebida genera adicción.

¿Cuáles son sus efectos perjudiciales?

1) Efectos sobre el sistema nervioso central: la cafeína produce una activación generalizada del sistema nervioso central. Su principal mecanismo de acción es estimular el cortisol. Éste es una hormona que se pone en marcha para enfrentarse al estrés y la primera reacción de ésta es lanzar glucosa a la sangre para favorecer esta lucha interna que se ocasiona como consecuencia de una situación estresante. Esta respuesta generada en el organismo es dosis dependiente, es decir, a mayor cantidad de café ingerido mayor respuesta por parte de nuestro sistema nervioso habrá.

Es por esto que el consumo de cafeína castiga a nuestro sistema nervioso provocando ansiedad, irritabilidad, problemas relaciones con el sueño (normalmente para conciliarlo), temblores, etc.

2) Efectos cardiovasculares: la cafeína produce un aumento de la presión arterial y de la frecuencia cardiaca por lo que hay que tenerlo muy presente si sufres problemas cardiacos o eres hipertenso.

3) Efectos digestivos: el abuso del café también puede ser algo dañino para la mucosa gástrica, por lo que favorece la aparición de úlceras gástricas o duodenales en personas que tengan predisposición o puede empeorar ciertas molestias como la gastritis o el reflujo gastroesofágico. También puede producir diarrea, vómitos y dispepsia (dificultad en la digestión).

4) Efectos sobre la fertilidad y el embarazo: si el consumo es moderado el café no supone un factor de riesgo pero algunos estudios afirman que en aquellas mujeres que abusan del café puede existir mayor riesgo de sufrir abortos y de que el feto no crezca suficientemente.

¿Existe el síndrome de abstinencia por el café?

Sí, existe, al igual que la adicción por él. Pese a que la adicción por el café no es tan grave como otras adicciones (drogas, tabaco, etc) mucha gente se ha convertido en adicta al café y no puede dejar de tomarlo a diario y en altas dosis para poder seguir con el ritmo de vida que lleva y por el miedo a tener que enfrentarse a los síntomas que produce el síndrome de abstinencia.

Este síndrome de abstinencia engloba una serie de síntomas comunes: cefalea, fatiga, adormecimiento, dificultad para concentrarse y para trabajar, irritabilidad, depresión, ansiedad y deterioro del rendimiento cognitivo.

Normalmente, las personas que quieren dejar de tomar café lo consiguen con paciencia y observando que estos efectos indeseados disminuyen y que el estado de alerta y de capacidad para concentrarse y trabajar dependen muchas más veces de la calidad del sueño, de llevar una buena alimentación y mantener hábitos saludables que de consumir café a todas horas “para estar despierto y activo”.

En cualquier caso, uno no debe olvidarse que el café tiene sus beneficios y que puede apetecer tomarse uno de vez en cuando por su agradable sabor. La clave, como todo, está en la moderación.

0