boiron.es

Consumo de sal, ni más ni menos…

Salz streuen

La sal común o cloruro sódico, es un compuesto mineral que se utiliza como condimento en la mayoría de los platos, potenciando el sabor de los alimentos.

No hay duda de que la sal es un nutriente esencial que permite al organismo mantener un equilibrio iónico adecuado y retener el agua suficiente para mantener la hidratación.

Sin embargo, un consumo excesivo es perjudicial para la salud. Las principales patologías relacionadas con el exceso de sal en la dieta son la hipertensión arterial, las enfermedades del corazón y los accidentes cerebrovasculares. Al mismo tiempo, la retención de agua que produce la sal provoca un aumento de peso corporal y obliga al corazón, al hígado y a los riñones a trabajar por encima de lo habitual.

Es por esto que debemos tener en cuenta que la dieta influye enormemente en la prevención y en el desarrollo de estos trastornos de salud, entre otros factores. 

REDUCE EL CONSUMO DE SAL EN CASA 

-  Intenta tomar alimentos frescos (frutas y verduras).

-  No añadas sal cocinando. Hazlo cuando el plato esté terminado.

-  Sustituye la sal por otros condimentos, como especias, para dar sabor.

-  Si consumes conservas vegetales y legumbres, lávalas antes de utilizar.

REDUCE LA SAL EN LOS RESTAURANTES 

-  Solicita que cocinen tu plato con menos sal de lo habitual.

-  Si tomas un plato con sal, pide que vaya separada. Así podrás servirte la cantidad que quieras evitando el exceso. 

ACOSTÚMBRATE A LEER LAS ETIQUETAS 

Si tienes por costumbre consumir alimentos frescos, estos no contienen sal o la contienen de forma natural (por ejemplo, en el marisco y algunas vísceras). Sin embargo, la mayor parte del sodio que ingerimos procede de alimentos transformados tras añadirles sal o aditivos que contienen sodio en su composición. 

Es por esto que sería buena costumbre que cuando hagas la compra mires la etiqueta del producto y así puedas comprobar cuánta sal contienen, ayudándote en la elección del producto que buscas entre dos o más opciones similares, marcas, etc. Del mismo modo, identificando qué alimentos contienen una gran cantidad de sodio podremos limitar la frecuencia y la cantidad de la ingesta de estos.

0