boiron.es

Cómo reducir tus hematomas

hematoma-moraton-deporte

Todos en mayor o menor medida hemos tenido algún que otro moratón: una patada jugando al fútbol, una caída esquiando, un tropiezo corriendo…y no hay que olvidar los numerosos accidentes que sufren los niños con sus primeros pasos.

Los moratones y hematomas son una reacción natural de nuestro organismo que se produce tras un traumatismo local. Con el trauma se rompe un vaso sanguíneo, esta sangre acumulada en el tejido produce edema y da una coloración morada a la piel. La reabsorción del hematoma puede durar varias semanas, pero podemos aliviar los síntomas y favorecer su reabsorción.

¿Qué podemos hacer para aliviar y reducir los hematomas?

  • Aplicar frío sobre la zona siempre que no haya una herida abierta en la piel. El frío produce vasocostricción de los vasos, frena la hemorragia interna y evita que se forme un hematoma mayor.  Nunca aplicar el hielo directamente ya que puede provocar quemadura en la piel. Aplicar mediante un paño o una toalla.
  • Existen medicamentos homeopáticos que pueden tomarse inmediatamente tras una caída. Consulta con tu profesional de la salud.
  • Envuelve el moratón con una venda elástica para ejercer presión sobre el área lesionada. Esta presión ayuda a reducir el flujo de sangre a la lesión.
  • En caso de pérdida de conciencia se debe acudir al médico. Y si se ha producido un traumatismo en la cabeza es importante vigilar a la persona afectada durante las primeras 48 horas. Si se nota adormecimiento excesivo o cualquier comportamiento fuera de lo normal también hay que acudir al médico. Tras un golpe se debe dejar dormir por la noche, pero lo más indicado es despertarle cada 2 ó 3 horas para comprobar que responde de una manera adecuada. También puede continuar con su actividad habitual, comer, beber, etc.
  • Eleva la zona del hematoma. De esta manera se reduce el flujo de sangre hacia esa zona y favorece la reabsorción del hematoma.
  • A las 48 horas del traumatismo puedes comenzar a masajear suavemente el hematoma, favorecerás la reabsorción  mediante el sistema linfático. A partir de las 48 horas también puedes empezar a aplicarte calor, usa una compresa o toalla mojada en agua caliente, es preferible el calor húmedo. El calor produce vasodilatación y favorece la reabsorción.
  • La homeopatía puede ser eficaz en estos casos. Consulta con tu profesional de la salud si tienes dudas.
0