boiron.es

Beneficios de dejar de fumar

Beneficios de dejar de fumar

Es posible que en algún momento te hayas planteado decirle adiós al tabaco. Quizá sea uno de tus objetivos para este año y estés terminando de decidirte. En este post queremos recordarte una serie de puntos positivos que observarás si consigues dejar el hábito tabáquico para que te sirvan de refuerzo positivo y sean los que te acaben animando a dar el gran salto.

Si dejas de fumar…

Sentirás que respiras mejor, de manera más profunda. Si acompañas todo este proceso de lavados nasales con suero fisiológico ayudarás a limpiar mejor las vías respiratorias y obtendrás mejores resultados.

  • Te sentirás más ágil y tendrás más tolerancia al ejercicio físico. Sentirte cansado sólo por correr para coger el autobús pasará a la historia.
  • Notarás cómo mejora el estado de piel, los dientes y el pelo. La nicotina reduce el nivel de oxigenación en la piel y en el cabello, mostrándose estos más secos y apagados. Los dientes también se resienten, volviéndose más oscuros. Con el tiempo irás viendo cómo tu pelo crece con más brillo, tu piel se aprecia más hidratada y saludable y los dientes dejan de tener ese color característico de las personas fumadoras.
  • Reducirás el riesgo de padecer cánceres relacionados con el hábito tabáquico, infarto de miocardio, etc…la salud en general te agradecerá que hayas dejado de fumar.
  • Recuperarás el olfato y el gusto por los alimentos. Las mucosas pierden estas capacidades a consecuencia del tabaco y al tiempo de dejar de fumar verás los cambios.
  • Si eres mujer reducirás el riesgo de aborto por este motivo y de que tu bebé nazca con bajo peso. La nicotina produce un crecimiento peor de los vasos sanguíneos que transportan el alimento y el oxígeno a tu bebé, dificultando su crecimiento y bienestar.
  • Si tienes niños pequeños en casa evitarás en ellos los efectos nocivos propios de los fumadores pasivos (infecciones respiratorias, asma bronquial…)
  • Ahorrarás dinero. Dependiendo de la cantidad de cigarrillos al día que fumes quizá no sea mucho gasto mensual el que dediques en tabaco pero siempre será mejor emplearlo en cuestiones más saludables.
  • Olerás mejor y desaparecerá el mal aliento propio del olor el tabaco.
  • Reducirás tu ansiedad. Hay personas que tienen gran ansiedad asociada a este hábito. Sin embargo, quizá en las primeras fases tras dejarlo sientas un mayor nivel de ansiedad. Aquí pueden ser útiles todas aquellas herramientas que sirvan para paliar estos estados ansiosos: relajación, infusiones, uso de la homeopatía…, conforme el cuerpo se habitúe la ansiedad se irá reduciendo.
  • Y por último, y no por ello menos importante, te sentirás orgulloso de haber conseguido este reto y de haber superado la dependencia por el tabaco. Sin duda es algo para celebrar.
0