boiron.es

Aprovecha el tiempo en tus vacaciones de verano

APROVECHA EL TIEMPO EN TUS VACACIONES DE VERANO

El verano está a la vuelta de la esquina y todos deseamos que llegue cuanto antes. Más horas de sol, días más largos, muchos planes…todo son ventajas.

Pese a que muchos de nosotros asociamos las vacaciones de verano al poder descansar al máximo y poder salir de la rutina que nos acompaña el resto de año es importante no dejarnos llevar y aprovechar al máximo nuestras vacaciones.

Por supuesto que si estás cansado del trabajo y de las cargas que llevas durante el año tengas como prioridad descansar y poder dormir al máximo, pero tampoco te dejes llevar por la pereza. Intenta programarte para tener tiempos de descanso y de desconexión para tu recuperación física y mental pero altérnalos con actividades nuevas. Por ejemplo, intenta sacar ratos para llevar a cabo aquellas actividades que te gustan o que siempre has querido emprender y que, debido a la falta de tiempo u oportunidades durante el resto de meses, no has podido hacer, como puede ser leer, pintar, ver cine, aprender un idioma, salir a correr, etc. Seguro que hay algo que siempre tienes en mente y que nunca empiezas por  falta de tiempo o de empuje.

Antes de comenzar el verano sería buen momento para sentarte y pensar cómo organizarte los meses de verano y planificar qué quieres hacer, qué necesitas hacer y cuáles son tus prioridades. Sé consciente de que pese a tener más tiempo que de costumbre, el tiempo es también limitado y quizá no puedas hacer todo lo que ahora mismo desearías. Proponte metas  alcanzables y no tengas tampoco prisa por conseguirlo cuanto antes. Según de qué cosas quieras lograr es mejor ponerse metas pequeñas e ir avanzando.

Proponte pasar un verano saludable. No caigas en la desidia de dejarte llevar sin más, dormir  a todas horas y no hacer nada. Procura mantener una dieta equilibrada aprovechando, ahora que dispones de más tiempo, para cocinar prestando más atención a lo que compras y a la preparación de las comidas, experimentando con ella de la forma más saludable y divertida posibles.

Mantén un  nivel de actividad física mínima a diario. Como ya hemos dicho antes, pese a que estés deseando descansar y dormir a todas horas, alterna el descanso con la actividad. El buen tiempo, el sol y las largas horas de luz del verano te brindan muchas posibilidades a la hora de hacer ejercicio físico. Si eres de las que no disfrutan del gimnasio haz ejercicio al aire libre. No sólo te irá bien para mejorar tu forma física sino que te ayudará a liberar tensiones y mejorará tu estado anímico. Si encima consigues marcarte esa rutina y mantenerla el resto del año los beneficios serán mayores. No olvides cuidar tu piel y tus ojos si permaneces al aire libre, procurando  evitar las horas de mayor intensidad solar y protegiendo tu piel con protectores solares.

Por último, aprovecha si puedes para cambiar de aires. Valora y elige si prefieres ir a la playa o a la montaña, si prefieres un viaje corto o un viaje largo lejos de casa pero procura salir de tu entorno habitual. Aunque cueste un esfuerzo organizarlo y salir, el estar fuera de casa unos días resulta muy estimulante y ayuda a desconectar mentalmente mucho.

Ante todo, recuerda, planifica tu verano para no dejarlo pasar de cualquier manera y poder aprovecharlo a tu manera de la mejor forma posible.

0