boiron.es

8 razones para comer más legumbres

8 razones para comer más legumbres

Pese a formar parte de la Dieta Mediterránea durante siglos es cierto que cada vez consumimos menos cantidad de legumbres. La falta de tiempo para cocinarlas, el abuso de comida precocinada en la que abundan los hidratos de carbono y las comidas más grasas han ido produciendo una reducción importante en aquellos platos preparados a base de legumbre.

Las propiedades de las legumbres son bien conocidas desde tiempos remotos y al igual que las verduras y las frutas, éstas constituían una de las piezas clave en la alimentación de cualquiera. Los expertos en nutrición aconsejan consumir entre 2 y 4 raciones de ellas a lo largo de la semana.

Razones para comer más legumbres

  1.  Alto valor proteico. Las proteínas que forman parte de las legumbres son de alta calidad. Incluso algunas de ellas, como las proteínas de la soja son de una calidad semejante a la de las proteínas que aporta la carne.
  2. Fuente importante de hidratos de carbono. Los hidratos constituyen el nutriente básico en la alimentación del adulto, ya que ellos son los que nos dotan de energía para nuestro funcionamiento. Pese a esto, su bajo índice glucémico hacen que la glucosa aumente muy lentamente, evitando picos bruscos de azúcar en sangre. Debido a esto resulta un alimento muy interesante para las personas diabéticas o para los deportistas antes del entrenamiento.
  3. Alto contenido en fibra. Resulta beneficiosa para ayudar al buen funcionamiento intestinal, previniendo el estreñimiento. También ayuda a reducir el colesterol en sangre y a mantener un nivel de azúcar en sangre adecuado.
  4. Aportan calcio, fósforo, magnesio, potasio y yodo, todos ellos fundamentales para el sistema muscular.
  5. Son saciantes. Precisamente por su alto contenido en fibra que acabamos de comentar, comer legumbres sacia más que otro tipo de alimento, lo cual resulta beneficioso en aquellas dietas de adelgazamiento.
  6. Alto contenido en hierro. Las lentejas y garbanzos, especialmente, aportan buenos niveles de hierro en la dieta.
  7. Fuente importante de vitaminas del grupo B. Este grupo de vitaminas es esencial para el adecuado funcionamiento del sistema nervioso central.
  8. Permiten una amplia variedad de preparación a la hora de comerlas. Puedes combinarlas fácilmente con verduras, cernes, cereales o lácteos de modo que es fácil encontrar la forma que más te guste y se ajuste a tus necesidades.
0