Cierra la puerta a la gripe10 consejos básicos para afrontar la alergia en primavera - Cierra la puerta a la gripe
boiron.es

10 consejos básicos para afrontar la alergia en primavera

10 consejos básicos para afrontar la alergia en primavera

Con la primavera  ha comenzado la época de alergias para algunos. Si bien la mayoría agradecemos las horas de luz y sol, los días más largos, el cambio en nuestro estado anímico…, otros sufren los incovenientes de la alergia al primaveral.

La alergia primaveral, pese a no suponer un problema grave de salud, suele implicar una trastorno crónico para quien lo sufre y afectar a la calidad de vida de la persona con alergia.

¿Cómo afecta?

Los síntomas más frecuentes de la alergia son estornudos, lagrimeo, picor y goteo nasal, escozor y enrojecimiento ocular, tos, picor de garganta, dificultad para respirar etc. Todos estos síntomas en mayor o menor frecuencia afectan en la calidad de vida, tanto por los síntomas en sí como los efectos secundarios que aparecen como consecuencia de la medicación que habitualmente se toma para aliviarlos. Los antihistamínicos que suelen prescribirse para muchos problemas de alergia suelen ocasionar somnolencia y sensación de cansancio, estando contraindicada, por ejemplo, la conducción de vehículos.

La calidad de vida de las personas con alergia ven afectada su calidad de sueño así como su capacidad para realizar sus actividades diarias, su vida social disminuyendo también su rendimiento intelectual y profesional.

La prevención

Los pacientes que sufren habitualmente de alergia en primavera deben intentar prevenir al máximo sus efectos. Para una buena prevención no hay nada como planificar con tiempo aquellas medidas que se pueden tomar para ser previsores. Estar pendiente del calendario polínico según la región donde se resida también ayuda en esta planificación.

Consejos

Te damos aquí algunos consejos para que tengas en cuenta:

  1. Mantén las ventanas de casa cerradas lo máximo posible. Si tienes que ventilar, evita hacerlo en las horas donde la concentración de polen es mayor, es decir, al amanecer y al atardecer.
  2. Acostúmbrate a usar humidificadores en casa. Mantienen un nivel adecuado de humedad y así evitarás que las mucosas se resequen
  3. No abuses del aire acondicionado. Suele irritar bastante las mucosas y agravar los síntomas
  4. Si conduces, hazlo con la ventana cerrada y utiliza un filtro anti polen.
  5. Sal siempre de casa con gafas de sol
  6. Si es posible, hazte pruebas de alergia para identificar el alérgeno que te produce las molestias.
  7. Si tus síntomas son muy intensos y tienes esa posibilidad, aléjate de las grandes ciudades y pasa los días con mayor cantidad de polen en otra ciudad
  8. Si las molestias persisten consulta con tu profesional de la salud.
  9. Si tienes jardín no cortes el césped ni podes los árboles en primavera.
  10. La homeopatía permite el tratamiento en todas las fases de la reacción alérgica, tanto en la prevención como en el tratamiento de síntomas como la rinoconjuntivitis.
0